La chica que saltaba a través del tiempo

Continuamos hablando de Mamoru Hosoda por su primera película de animación, y posiblemente la que menos refleja esa fraternidad que luego podemos ver en sus siguientes títulos. La chica que saltaba a través del tiempo está basada en una novela del mismo nombre, y se estrenó en Japón en 2006. Nos cuenta la historia de una chica adolescente que, por accidente, se encuentra con el poder de viajar en el tiempo y, sin entrar en spoilers, todo lo que sucede tras utilizar este poder.

La película, de hora y media de duración, está catalogada para todos los públicos, y ha sido galardona por su animación en el Festival de Sitges. Sus escenarios e ilustraciones no son nada excéntricos, por lo que es una historia apta para personas no habituadas a la animación japonesa, solo hacen falta unos minutos para acostumbrarnos a los alargados diseños de los personajes. En comparación con otras obras del autor, quizá esta sea una de las más estándar y amigable para el público occidental, y por eso quería empezar escribiendo sobre ella.

La trama de ciencia ficción no es muy elaborada, y durante la mayoría del metraje queda eclipsada por los típicos dramas adolescentes: qué se va a estudiar en el futuro, dónde, con quién… algún que otro lío amoroso y las consecuencias más o menos relevantes de viajar al pasado. Dentro de este ambiente escolar lo que cautiva a los espectadores es esa sensación de cotidianidad, que nos permite ponernos en el lugar de la protagonista, considerando sus decisiones desde nuestra propia percepción.

Durante toda la película prevalece siempre el humor sobre otros sentimientos, transmitiendo una gran positividad en uno de los momentos más delicados para cualquier adolescente. Aunque hay algunas escenas más duras, que me han llevado a cuestionarme que sea una cinta realmente apta para todas las edades, sin duda el cómo lo afrontan los protagonistas hace que parezca sencillo, dando solo importancia a aquellas cosas realmente importantes. Es en esto en lo que la película sobresale, mostrar la vida tal como es y cómo nos complicamos por darle demasiadas vueltas a lo que no deberíamos.

Si estáis buscando una película de animación entretenida para ver en familia, La chica que saltaba a través del tiempo es un clásico fantástico para iniciarse en las películas de este director.

Otras publicaciones similares

Justicia moral con Death Note

Death Note es un manga de fama mundial, que cuenta con adaptación animada y live action. Sus repercusiones en la industria del manga y anime han sido notable gracias a su historia actual, plagada de dilemas morales y con tintes de fantasía. Cuenta con 12 volúmenes recopilatorios y 37 capítulos de anime, recomendados para mayores …

Sigue leyendo Justicia moral con Death Note

Pensamiento matemático con Phi Brain

Desde que empezamos nuestra educación los números y operaciones forman parte de nuestro día a día. En ocasiones, la manera de afrontar los cálculos y problemas lleva a que los niños, según van creciendo, vayan odiando cada vez más las matemáticas, porque en general la educación se centra en enseñar operaciones en base a la …

Sigue leyendo Pensamiento matemático con Phi Brain

El cine familiar de Mamoru Hosoda

Sin tanta fama internacional como Hayao Miyazaki y sus películas con el Studio Ghibli, Mamoru Hosoda es un director de animación japonés que ha llevado a la gran pantalla historias cotidianas con toques fantásticos, en las que priman los valores familiares y las aventuras de sus personajes. Todas sus obras tienen varias cosas en común, …

Sigue leyendo El cine familiar de Mamoru Hosoda

No te quedes callado! Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s