Nunca digas nunca…

El destino o la vida misma ¿quién puede saber hacia donde nos llevan? Una estación que da paso a la siguiente, un mes que sucede al siguiente… todo cambia menos las personas… ¿o no?

“Nunca digas nunca, pero tampoco digas siempre”

Ya tenía ganas de subir alguno de mis viejos relatos, muy de mi adolescencia, por el tono y la temática, pero no por ello me siento menos orgullosa de ello.

Espero que lo disfrutéis.

No te quedes callado! Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s